Camuflaje

Una mañana de otoño repartía folletos del Frente Opositor al Servicio Militar Obligatorio (FOSMO) en una calle peatonal. Los que hacían campañas contra la colimba eran ecologistas, hipis, pacifistas, anarcos, punkis, psicobolches, gente de religiones raras. Rebeldes con causas hormonales y algunos con causas penales como Fernando. Ninguno quería hacer el servicio militar, al menos en esa época. "¿Por qué si estás en contra de la colimba usás los pantalones que usaban los carapintadas?". Las posibles respuestas eran tantas que sólo se limitó a inclinar lateralmente la cabeza al tiempo que levantaba los hombros para continuar repartiendo folletos a los silenciosos transeúntes. Porque los punkis nos vestimos así. Porque está bueno. Porque me gusta. Porque cuando era chiquito me gustaba. Porque la combinación de tonos y texturas. Verde, marrón y negro. Y otro tono de verde. El camuflaje como arma estética.





<

Unless otherwise stated, the content of this page is licensed under Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License